27 de January del 2017

BAAL

Mi dueño cree que me eligió a mi, pero lo elegí yo a él, porque me pareció que tenía buen carácter. PERO ME EQUIVOQUÉ ;-)

Llevo siendo el copiloto de mi dueño más de siete años, y gracias a mi, no ha tenido ningún accidente (aunque sí alguna que otra multa). Me encanta que me mimen y jugar con los humanos, una especie un tanto peculiar. No soy para nada agresivo, pero si he de defender a los míos, allá voy  el primero, ladrando como un poseso a todo volumen.

Tengo siete años, pero bien llevados, la gente me confunde con un cachorro. No me puedo quejar de la vida, si me tengo que definir diría que SOY UN PERRO FELIZ